23. Laterales

Con esta entrada, empieza el cierre. Llevo seis meses hablando de una caja que tiene muñecos de madera dentro. Ya no voy a decir qué tanto me he equivocado en el proceso, es evidente si uno lee un par de entradas: en casi todo. Sí diré que el error ha sido el método que, aunque no escogí, acabé usando para hacerla. No ha habido decisiones que hubiera tomado de antemano que hubieran seguido inalteradas cuando las llevara a cabo. La maestría consiste en anteponerse a las dificultades que uno pueda tener, precisamente porque la experiencia le ha enseñado. No puedo decir que sea una maestra en cajas o en talla, de modo que hacer esta caja fue aprender a hacerla. Y no hay otra forma de aprender que atreverse a equivocarse. Qué le vamos a hacer.

Lateral izquierdo01

El cierre, pues, empezó con los laterales interiores del retablo. Con cómo pinté la madera sobre la que iría pegado el cartón para que quedara una línea de sombra cuando estuviera pegado.

lateral izquierdo02

Siguió con cortar el cartón a la medida adecuada. En este caso el lateral consistía en dos piezas, una la de la selva y el exterior del teatro y otra, la del interior del teatro.

lateral izquierdo03

Los colores siguieron a ambas paletas. En la selva hice un fondo rojo que aclarara un poco todo ese violeta que domina la paleta.

lateral izquierdo04

Arriba seguí con el haz de luz rosa frío. Pintar la madera sobre la que estaba pegado ese lateral fue una buena idea: había una línea de sombra.

lateral izquierdo05

Por último pegué de nuevo el suelo del teatro. Lo despegué por accidente, pero que no estuviera hizo muy fácil medir y poner las piezas del lateral en su sitio.

Lateral derecho

El otro lateral tenía poco rojo y mucho violeta. Y tenía más follaje. Decidí que era hora de pegar la mayoría de piezas. El telón fue la primera. Le siguieron el globo, el follaje de la selva y los personajes de abajo. Encajarlos tuvo su ciencia, quiero que cualquiera pueda contar la historia si mira la caja. Y para eso, los personajes deben contar su parte. Me demoré decidiendo, por ejemplo, si el profesor debía ir de frente o de lado.

decidir

De perfil se veía más triste y él estaba frustrado porque le habían quitado a su pulga, de modo que así se quedó.

Llenar y pegar07

En estas entradas de cierre de proyecto tampoco voy a hacer un recuento de lo que me queda, es más bien poco. Sí expresaré algunas dudas, como que no sé qué hacer con el cielo. No sé si deba ir azul oscuro o violeta y si debo maquillar ese pequeño taco de madera que traía la caja cuando la compré y que hacía de topecito de la puerta…

Advertisements
%d bloggers like this: