Author Archives: jusabar

29. Despedirse

Es curioso cómo ocurren las cosas. El día que empecé el trabajo que me llevó a hacer esta pieza, no estuve especialmente lúcida y las primeras clases de aquel taller del que tanto he hablado en este blog, me costó conectar con lo que me proponían. Ha pasado tiempo desde entonces y gracias (entre otras […]

28. Hay otros

El domingo pasado, a la una de la tarde, presentamos la exposición “Retablo, retablo, kavaad, árbol” en La Cala de Chodes. Los retablos eran el de Elena Odriozola y el mío; el kavaad, de Karishma Chugani; el árbol, de Alejandra Fernández. Esa exposición se gestó, hace un año largo, durante la residencia que hice con […]

27. Mostrarlo

Hace un año y medio entré a un taller. De él salió este trabajo. En él también estuvieron Karishma Chugani y Alejandra Fernández. A las tres, Gustavo Puerta nos retó a ilustrar un cuento tradicional con una estructura no secuencial. Karishma trabajó sobre un kavaad, que es un objeto con el que se cuentan historias […]

26. Cerrarlas, cerrarlo

Los tiempos en la vida son extraños. Uno tiene todo planeado, según una lógica que parece evidente y al final la vida va por donde quiere. Estas dos semanas han sido así: de planes que se dilatan, de esperas largas, lentas y de tiempos desacompasados. Para que la angustia no me coma por dentro, he […]

25. Las puertas

Esta semana, después de pensar un poco sobre cómo pintar las puertas, compré gesso. Usé dos juegos para probar con las texturas: a uno le eché una capa densa que resultó muy difícil de lijar; a otro, varias capas finas. El segundo grupo resultó con una textura más uniforme que no escondía la veta de […]

24. Nueve meses, cuatro puertas

Acabar este artefacto está siendo un proceso largo. Llegué a un punto en el que ya no se me ocurría cómo hacer lo poco que me falta. Hace ya nueve meses que pinté la última pieza y ocho que mandé a cortar las puertas que cerrarán el retablo. Un sábado de octubre fui a una […]

23. Laterales

Con esta entrada, empieza el cierre. Llevo seis meses hablando de una caja que tiene muñecos de madera dentro. Ya no voy a decir qué tanto me he equivocado en el proceso, es evidente si uno lee un par de entradas: en casi todo. Sí diré que el error ha sido el método que, aunque […]